ideas para cambiar la decoración de los salones sin ponerlo todo patas arriba

Publicado el : 04 diciembre 20226 tiempo de lectura mínimo

¿Quieres darle un nuevo aire a tu salón pero no quieres hacer grandes cambios? Aquí te dejamos unos cuantos consejos para que puedas renovar la decoración de tu salón sin necesidad de cambiar todo.

Conseguir un nuevo sofá

Hace unos años me compré un sofá de IKEA. Era muy bonito y cómodo, pero después de unos años empezó a estar un poco deteriorado y no me gustaba tanto como antes. Así que decidí cambiarlo por uno nuevo. Fue un proceso un poco largo y difícil, pero al final encontré el perfecto. Ahora mi salón se ve y se siente mucho mejor.

Obtener nuevas cortinas

Una forma de cambiar la decoración de los salones sin tener que cambiar todo el mobiliario es optar por nuevas cortinas. Apuesta por tejidos diferentes para dar un aire nuevo al ambiente. Los estampados florales son una buena opción para dar un toque de color. También puedes optar por cortinas de colores neutros para crear un ambiente más relajado. Si quieres dar un toque más moderno, puedes apostar por cortinas de metal o de vidrio.

Conseguir alfombras nuevas

Uno de los cambios que más se notan en la decoración de un hogar es el cambio de las alfombras. Una alfombra nueva puede darle un aspecto totalmente nuevo a una habitación y, además, es una forma relativamente fácil y económica de cambiar la decoración.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que no todas las alfombras son iguales y que, dependiendo del estilo de decoración que se quiera conseguir, habrá que elegir una u otra. Por ejemplo, si se quiere dar un toque más formal a la habitación, lo mejor será optar por una alfombra de diseño más sobrio. En cambio, si lo que se quiere es crear un ambiente más acogedor y relajado, una alfombra con un diseño más moderno y atrevido será la mejor opción.

En cuanto al material, las alfombras de lana son las que mejor se adaptan a una decoración más formal, mientras que las de algodón o poliéster son más adecuadas para un ambiente más informal.

En cuanto al color, también es importante tenerlo en cuenta a la hora de elegir la alfombra. Los tonos neutros son los que mejor se adaptan a una decoración más formal, mientras que los colores más vivos y llamativos son más adecuados para un ambiente más informal.

En resumen, elegir la alfombra adecuada es fundamental a la hora de cambiar la decoración de una habitación. Hay que tener en cuenta el estilo de decoración que se quiere conseguir, el material y el color de la alfombra.

Conseguir nuevas almohadas

Es una forma fácil y rápida de cambiar la decoración de un salón. Puedes elegir almohadas con diferentes diseños y colores para crear un ambiente más personal y único. También puedes optar por almohadas con motivos o estampados para darle más vida a tu salón. Otro consejo es elegir almohadas de diferentes tamaños y formas para crear un look más interesante.

Obtenga nuevas obras de arte

Si quieres darle un toque nuevo a tu salón, pero no quieres cambiar todo el decorado, entonces puedes optar por obtener nuevas obras de arte. Esto es un gran truco para darle una sensación de renovación a tu espacio sin que tengas que hacer grandes cambios. Puedes comprar cuadros nuevos o buscar en tiendas de segunda mano o incluso hacer tus propias obras de arte. Otra opción es cambiar el lugar de los cuadros que ya tienes. Cambiar la disposición de las obras de arte puede hacer que el salón parezca completamente diferente.

Conseguir muebles nuevos

Para cambiar la decoración de los salones sin necesidad de hacer obras, lo primero que se debe hacer es analizar bien el espacio. Si el salón es pequeño, lo mejor será optar por muebles de líneas sencillas y suaves, para que no sea un espacio recargado. En cuanto al color, lo ideal es pintar las paredes de colores claros para dar sensación de amplitud. Otro truco de decoración para salones pequeños es colocar espejos, ya que además de dar sensación de amplitud, también son un elemento decorativo muy versátil.

En cuanto a los muebles, lo ideal es optar por un sofá de líneas sencillas y una mesa de centro baja, para que no haya un exceso de muebles en el espacio. En cuanto a la iluminación, lo ideal es optar por una luz tenue y cálida, para crear un ambiente acogedor. Y para dar un toque personal y único al salón, lo mejor es optar por unos cuantos cuadros o láminas que combinen con el resto de la decoración.

Obtener nuevas lámparas

¿Quieres dar un toque nuevo a la decoración de tu salón sin tener que cambiar todo? Una forma de hacerlo es cambiando la iluminación. Puedes optar por obtener nuevas lámparas o, si las que tienes te gustan, darles un nuevo aspecto con pintura o tela. También puedes aprovechar la luz natural, colocando estanterías o espejos cerca de las ventanas. De esta forma, la luz se reflejará en la habitación y le dará una sensación de amplitud. Otro truco es utilizar luces indirectas, como las que se colocan en el techo o detrás de los sofás. Esto creará un ambiente más acogedor y relajado.

Plan du site